EL PAPA FRANCISCO NOS HABLA AL CORAZÓN N. 2 – LA VIDA CRISTIANA

7777

DESCÁRGALO AQUí:

EL PAPA FRANCISCO NOS HABLA AL CORAZÓN N. 2 – LA VIDA CRISTIANA DOC

EL PAPA FRANCISCO NOS HABLA AL CORAZÓN N.2 – LA VIDA CRISTIANA PDF

El pontificado del Papa Francisco ha sido especialmente rico en palabras y en gestos.

Palabras claras y sencillas, profundas y motivadoras, que todos podemos entender; gestos llenos de significado, que llegan a nuestro corazón, porque son directos y contundentes.

Unas y otros nos invitan a tomar una mayor conciencia de lo que significa de verdad ser cristianos y católicos. Porque nuestra fe no es sólo un conjunto de verdades que debemos aceptar a pie juntillas – teoría -, sino también, y de una manera muy especial, un modo de ser y de actuar, una manera de vivir – una práctica -.

Es fácil, sin duda, para un cristiano del común, como cualquiera de nosotros, conectar con el Papa Francisco y recibir con alegría y entusiasmo sus enseñanzas, que no son otras que las mismas enseñanzas de Jesús, expresadas en un lenguaje cercano a nuestra realidad actual, y referidas a nuestro tiempo y a las circunstancias particulares del mundo y de la sociedad en los que vivimos hoy.

Pero también, es, una cuestión exigente, porque hoy, tal vez más que en otras épocas de la historia, ese mensaje de Jesús, parece estar pasado de moda, al menos para muchos, y el mundo – la “mundanidad”, como dice el Papa -, nos invita con insistencia a adoptar un estilo de vida, cuyos parámetros están totalmente alejados de él.

Este segundo volumen de las enseñanzas del Papa Francisco, quiere ser una ayuda para todas aquellas personas que, en estos tiempos de relativismo y confusión, se sienten llamados a creer y vivir con conciencia y sinceridad su fe en Jesús y en su mensaje de amor y de vida eterna, no obstante ello signifique nadar contra la corriente.

Leerlas y meditarlas nos dará la orientación y la fuerza que necesitamos y buscamos, para mantenernos firmes en nuestra actitud, y vivir con fidelidad y autenticidad nuestro compromiso con el Señor, como un gran desafío, un reto que sin duda queremos enfrentar, porque nos enriquece infinitamente, y llena nuestro corazón de esperanza y de paz.

Anuncios